¿Cómo preparar el gin tonic perfecto?

No es difícil preparar un gin tonic perfecto. Lo difícil es tener los ingredientes perfectos. 

Un Buen Vaso

Tienes que contar con un buen vaso. Nosotros te aconsejamos que sea ancho, si es tipo copa balón sería la bomba. ¿Por qué? Pues porque tiene la forma redondeada que impide la dispersión de los aceites volátiles y concentra el frío.

Hielo

Una buena cantidad de hielo es importantísimo. El de la nevera puede servir si has puesto un buen agua (si el agua no tiene buen sabor, pues tampoco el hielo). No recomendamos hielo que huela a pescado 😉. El hielo de las gasolineras es muy efectivo porque está a -20ºC y algunas marcas de hielo en los supermercados son buenas.

Sobre todo: tiene que haber mucho hielo y NO agua en el gin tonic. Cuánto más hielo, más frío y cuanto más frío menos agua.

Preparación

Vamos a por faena:

  • 1 – vierte 50 ml de ginebra (recomendamos poner la botella en el congelador – ¡don’t worry, no explota!)
  • 2 – ponle una piel de cítrico (mucha piel y poco blanco interior)
  • 3 – incorpora 8 o 9 hielos (los que quepan)
  • 4 – incorpora con suavidad la tónica bien fría
  • 5 – añade otra piel de cítrico (puedes probar combinaciones: limón / lima, pomelo / naranja.

Para matrícula: cuando añadas el segundo cítrico pásalo por el borde de la copa.

Deja una respuesta